Que tingui Grapa!

6 Mai 2020

Gestionar el género

Filed under: Uncategorized — montsegirgar @ 15:38
Tags: , ,

“No son cifras abstractas en una estadística, sino un padre o un abuelo, una pareja. Son personas. Y nosotros somos una comunidad en la que cada vida y cada persona cuentan.” Si nos preguntasen quién pronunció esta frase, ¿en quién pensaríamos primero? ¿En un líder mundial? ¿Pensaríamos en un hombre? ¿O en una mujer? ¿Dudaríamos?.

Angela Merkel logró, gracias a este discurso nacional, mantener los casos de contagios y muertes provocados por la Covid-19 en niveles ínfimos y no lo tenía fácil: Alemania iba a ser la siguiente nación en la que el virus podía propagarse a una velocidad vertiginosa. Lo curioso es que no es la única, y ya han sido diversos los artículos que han discutido el tema. ¿Por qué hay solo once mujeres jefas de Estado en el mundo? Y ¿cómo es que siete de estas once son las que han gestionado mejor la crisis sanitaria internacional? 

Alemania se caracteriza por una temprana identificación de casos, Dinamarca cerró fronteras inmediatamente, Islandia ofreció pruebas gratuitas a todos sus habitantes, Taiwán suspendió vuelos al instante, Finlandia dependió de la Agencia Nacional de Abastecimiento y Noruega realizó tests prematuramente. De hecho, la primera ministra de Nueva Zelanda es, y está siendo, una de las líderes mundiales más elogiadas por su gestión: impuso el confinamiento con tan solo seis casos positivos en el país, localizó y aisló los posibles contagios y ya ha anunciado que mantendrá las fronteras cerradas durante mucho tiempo. ¿Alguien las ha acusado de precavidas? ¿Han perdido el apoyo de los ciudadanos, o al contrario, lo han incrementado? Finlandia claramente no ha perdido soporte: el 85% de la población aprueban las decisiones de la primera ministra más joven del mundo que tan solo tiene 34 años.

Sin duda, lo más curioso es que el mundo entero está impresionado y sorprendido. Son mujeres y, como tales, deben superar más retos para llegar a posiciones de poder importantes, son más flexibles con las decisiones, tienen una mayor adaptabilidad e incontables son recursos tópicos para justificar cómo actúan. Y sí, es cierto que los países liderados por mujeres tienen mejores instituciones, menos discriminatorias y más tolerantes que permiten que una mujer acceda a una posición de poder.

Aún así, esa no es la cuestión, sino la siguiente ¿por qué intentan cuestionar y justificar los logros de las mujeres? ¿Por qué no nos dedicamos simplemente a visibilizar la excelente gestión y a trabajar para incrementar ese número de líderes mundiales femeninos? En cambio, nos centramos en comparar sus esfuerzos con las notoriedades de hombres que compiten entre ellos usando la estrategia de la “sobre confianza” y se esconden tras un discurso que endulza la realidad sin una narrativa sólida y un exceso de optimismo. No hace falta que los mencionemos, sabemos quiénes son.

No nos hacen falta estudios para saber que el mundo padece el sesgo del género y está marcado por una clara estructura patriarcal. No hace falta que remarquemos las diferencias entre ambos. Que siete mujeres estén encabezando la lucha contra el virus no puede ser una simple casualidad en un mundo dominado por hombres.

Montserrat Gironès García

Crea un lloc web gratuït o un blog a Wordpress.com.