Que tingui Grapa!

10 Mai 2018

Derecho a una muerte digna

eutanasia

EFE

Comenzaré planteando lo siguiente, ¿es peor morir o estar vivo “sin vivir”? Parece algo extraño, incluso difícil de entender. Diría que hasta macabro. Pues nada más lejos de la realidad. Intenten ponerse en la piel de alguien que vive, sin poder salir a la calle a pasear, o a hacer la compra, o salir por salir, sin objetivo ni causa. Sin la posibilidad de valerse por si mismo. Además, imagínense que encima, sin tener la capacidad ni los medios de poder disfrutar de la vida, les priven de su derecho a tener una muerte digna. Porque la eutanasia en este país es penal y encima, desde la Asociación Médica Mundial (en la que participa la OMC española), la consideran contraria a la ética. Que le pregunten a alguien que esté postrado a una cama a que se refieren con “ética”.

En el Pleno del Congreso de los Diputados del pasado martes se dio un paso al frente en este sentido. Parece que todos los grupos parlamentarios están de acuerdo en despenalizar la eutanasia y el suicidio asistido, una propuesta llevada por el Parlamento de Cataluña. Todos menos el PP y UPN, y Ciudadanos que ha adelantado que se abstendrá. La propuesta incluye la modificación del artículo 143.4 del Código Penal y será votada durante el pleno de la cámara baja de este jueves.

Hoy por hoy el Código Penal contempla penas de prisión de entre 4 y 8 años para “quien induzca al suicidio de otro” y de 2 a 5 para quien coopere con “actos necesarios al suicidio de una persona”, e incluso de 6 a 10 años si la cooperación lleva a la muerte. Me resulta incoherente que la eutanasia o la ayuda al suicidio estén penadas con cárcel en casos límite como el de Ramón Sampedro o Jorge León; y no debo de ser la única, ya que según una encuesta de Metroscopia de marzo de 2017 el 84% de los españoles estaban de acuerdo con que los médicos suministrasen alguna sustancia que “conduzca al fin de la vida” en casos de “enfermos incurables” que lo pidan. Tiene razón Alba Vergès i Bosch (ERC) al decir que “hoy el miedo a sufrir de forma insoportable pesa más que el tabú del miedo a la muerte”

Es necesario el debate que se abrió en el Congreso el pasado martes, pero más necesario es que en la resolución final se acepte que el derecho a vivir, que está estipulado en la Constitución,  debe equipararse al derecho que cada uno tiene a morir dignamente cuando las condiciones son extremas.

Adriana Capdevila España

Anuncis

Bloc a WordPress.com.