Que tingui Grapa!

10 Juny 2019

Els sahrauís: la ¿silenciosa? lluita per la independència

El Sàhara Occidental comparteix gairebé tota la seva història amb Espanya. Però, el 1976, després de la mort de Franco, alguna cosa va fer que Espanya se n’oblidés.

Avui en dia el Sàhara Occidental és un dels pocs territoris no-autònoms del món, que damunt pateix una gran repressió per part de la policia política marroquina.

Anuncis

9 Mai 2019

El ineficaz ‘bucle’ norcoreano

Encasillarse en unas dinámicas que retienen y demoran el consenso hacia un avance conveniente. Esa es exactamente la constante de Corea del Norte, un hermético y rezagado país que se ha dispuesto a vislumbrar su adaptación a un escenario internacional en el que todavía no encaja. Sin embargo, sus intenciones se enmascaran por continuas contradicciones.

La incertidumbre y el miedo son su motor/excusa para prolongar pruebas nucleares supervisadas desde las máximas autoridades de la nación encabezada por el controvertido líder Kim Jong-Un. Los inicios de mayo lo han ratificado, quedando marcados por su decisión de retomar las pruebas de lanzamiento de misiles, disparando una serie de proyectiles no identificados con tan solo cuatro días de margen (según ha informado el Estado Mayor Conjunto surcoreano -JCS-). Su justificación es intrascendente, afirmando que son pruebas “regulares y autodefensivas”.

_20190506074054325-kN0B-U462134110334GQD-992x558@LaVanguardia-Web

Las imágenes de la supervisión de los lanzamientos por parte de las autoridades norcoreanas son emitidas en las televisiones de Seúl (AP)

De esta manera, las perspectivas políticas y diplomáticas de Pyongyang no cesan de girar en torno a medidas armamentísticas que eclipsan posibles decisiones progresistas y evolutivas para la potencial nación de Corea del Norte. Esta persistencia es ciertamente desafortunada e inútil debido a cómo han comprobado que su único resultado es el de aumentar tensiones, fracturando los inéditos acuerdos con Washington y Seúl de los últimos meses. Es cierto, sin embargo, que en numerosos casos de la historia reciente el diálogo sólo ha comportado la suspensión en el vacío de intereses y objetivos.

Precisamente, pero, la probable motivación del país asiático se deriva de las recientes cumbres y el estancamiento de las negociaciones sobre desnuclearización tras el fracasado segundo encuentro Trump-Kim (en Hanói, el pasado febrero). Es clara la pretensión de presionar las posiciones tanto de Estados Unidos –a quienes han calificado de “inflexibles” y “poco atentos”– como de Corea del Sud para que agilicen e incrementen sus concesiones. Además, la cumbre de la semana pasada con Putin muestra la estrategia norcoreana de extender sus pactos. Es decir, no se resignan.

Es irónico y exasperante para muchos el hecho que Trump esté restando importancia al ejercicio bélico sin alterar su postura. En su cuenta personal de Twitter manifestó su plena confianza en Kim Jong-Un y la esperanza de que todo seguirá caudales estables. No obstante, dichos difuminados y poco fundamentados argumentos no contrarrestan las incesantes pruebas norcoreanas ni rebajan las ambiguas amenazas.

La comunidad internacional está confundida, y tiene motivos para ello. Nos encontramos ante un juego entre potencias mundiales para liberar un país que tiene mucho que ofrecer y desarrollar (económica y culturalmente), pero que eclipsa dichas oportunidades por desconfianzas y aprensiones resolubles. Nada en el tablero dista de ser complejo y cuestionable. La cuestión es que hay mucho que no comprendemos porque está oculto tras las interacciones de dos polémicos líderes. El mayor problema es que lo cubren tras una ‘violencia fría’ insostenible de la que tarde o temprano conoceremos las consecuencias.

Sara Gómez Alburquerque

Bloc a WordPress.com.